El inédito proyecto que lleva los libros a la playa

524

La biblioteca está desde junio y a la fecha no se ha perdido ni un solo libro. Se puede ir a leer a la playa Las Almejas desde las 16:00 horas.

Fabiola Vega Molina

El clima en Antofagasta en los últimos días ha mejorado por lo que los antofagastinos ya están visitando las distintas playas de la ciudad.

Pero en la Playa Las Almejas una iniciativa bastante llamativa ha llamado la atención de los visitantes ya que justo al medio hay una repisa repleta de libros y que invita a las personas a que lean los textos sin pagar ni un peso.

Esta mini biblioteca la instaló el grupo de innovación social «Rechangueando» y que su principal objetivo es que los antofagastinos vuelvan a sus prácticas culturales más antiguas.

«Tratamos de cambiar el uso del espacio, (…) habían más de 10 indigentes viviendo en carpas, con esto pintamos los muros, limpiamos la playa y ahora ya no están viviendo gente ahí», explicó Fernando Zúñiga, integrante de Rechangueando».

Fernando comentó que la biblioteca está de forma permanente desde junio de este año en la playa Las Almejas y que tienen pensado en replicar esta idea en otras playas.

«Estamos pensando en el Trocadero, tenemos que estudiarlo… pero es un buen lugar. Recién está inaugurado y hay que generar cultura en los espacios abiertos», dijo.

Libros

«La iniciativa engancho súper bien con la comunidad», expresó Fernando y agregó que desde que se instaló la biblioteca en la playa no se ha perdido ni un solo libro.

«Hay que destacarlo, la gente quedó encantada con la biblioteca. (…) Todos los fines de semana va gente a dejar libros», manifestó Zúñiga.

La mayoría de los libros han sido donados por personas como también por privados. Sin embargo, Zúñiga explicó que «una persona puede ir con su libro e intercambiarlo (…), puede sacar un libro, ir a la playa y después lo devuelve».

El integrante de Rechangueando agregó que la iniciativa la están haciendo en conjunto con la municipalidad, que les cede el espacio para poder llevarla a cabo.

Si quiere ir a leer un rato a la playa, puede ir todos los días desde las 16:00 horas en adelante a tomar un libro y relajarse.

«La iniciativa enganchó súper bien (…), no hemos perdido ni un solo libro desde que la biblioteca abrió»

Fernando Zúñiga, integrante «Rechangueando».»

Vía: Estrella Antofagasta